domingo, 21 de diciembre de 2008

Misterios de la Historia del siglo XX: Watergate


Seguimos con nuestra serie de posts “Misterios de la Historia del siglo XX” como una forma de apoyo a la actividad de debate “Me hubiese gustado estar en…”, del foro de nuestra clase de Historia del Mundo Contemporáneo. Este vídeo, de Canal de Historia, nos acerca al Watergate, un escándalo que acabó con la dimisión de Richard Nixon como Presidente de EE.UU. en 1974 y su sustitución por el entonces Vicepresidente Gerald Ford. Se cerraba así una carrera política muy brillante y controvertida, que había tenido tras de así algún fracaso como el de las elecciones presidenciales de 1960 ya relatado en Historia_a_por_todas.


En 1972 un grupo de asaltantes, miembros del servicio de inteligencia nortemericano, la CIA, fueron detenidos en el Hotel Watergate de Washington durante el asalto que perpetraban en la sede del comité electoral presidencial del partido demócrata de EE.UU. En principio, un hecho escandaloso pero que no parecía tener implicación política alguna acabó por provocar la dimisión de Nixon como Presidente. Durante ese tiempo, dos jóvenes periodistas, Carl Bernstein y Bob Woodward, del Washington Post, realizaron una dificilísima investigación que les permitió descubrir las implicaciones del entonces presidente norteamericano en un caso de espionaje político: Nixon, del partido republicano y candidato a la reelección en 1972, quiso aprovecharse de los servicios de inteligencia para espiar al partido demócrata. Lo más sensacional del caso, que puso en una profunda crisis política a EE.UU., fue que los periodistas contaban con un confidente en la Administración que les puso sobre la pista y les facilitó pruebas. ¿Quién era Garganta Profunda –nombre en clave que se le dio al confidente- y sin su colaboración el escándalo nunca se hubiese descubierto? Había varios sospechosos, pero al final se descubrió su identidad por voluntad propia del confidente. Se trataba de Mark Felt, agente de la agencia federal de investigación, FBI y por entonces muy cercano al círculo de poder del Presidente Nixon.


Aunque se han hecho varias películas de cine que abordan el tema, tal vez la más conocida sea Todos los hombres del Presidente (Pakula, 1976), basada en el libro de los propios periodistas, personajes protagonizados en el film por Dustin Hoffman y Robert Redford. Nixon (Oliver Stone, 1995) realiza también un retrato psicológico extraordinario de uno de los presidentes norteamericanos más controvertidos, con Anthony Hopkins como actor que interpreta el papel del presidente.