miércoles, 13 de agosto de 2014

Nuevos estados europeos del siglo XX: del Reino de Islandia y la República de Islandia


Mapa político de Islandia. Fuente: www.atlasescolar.com.ar

Nuestra serie “nuevos estados europeos del siglo XX”, muchos fallidos, otros no, ha reparado básicamente en el centro y el este de Europa: Croacia, Eslovaquia, Bielorrusia, Transnistria y Moldavia..., y mucha menos atención nos ha merecido el occidente atlántico, con la excepción de Irlanda. Hoy, precisamente, nuestro foco mira al oeste, y a otra isla, Islandia, territorio dependiente de Dinamarca hasta la Primera Guerra Mundial.


Hoy Islandia es uno de los estados con más alto índice de desarrollo humano mundial. La crisis financiera que sufrió haceapenas unos años y especialmente la forma en la que afrontó su superación han permitido sacar del olvido a esta isla de poco más de 100.000 kilómetros cuadrados y unos 330000 habitantes. Su historia contemporánea no tan reciente también ha tenido capítulos muy interesantes, principalmente con ocasión de la Segunda Guerra Mundial. A lo largo del siglo XX, admeás, ha vivido una situación de independencia política bajo dos formas de estado: monarquía (constitucional) y república (parlamentaria).

En diciembre de 1918, a través del Acta de Unión entre Dinamarca e Islandia, el estado danés reconoció de facto la independencia de su territorio insular atlántico. El movimiento nacionalista islandés, especialmente activo desde finales del siglo XIX, había conseguido el reconocimiento del derecho a la autodeterminación del país. Se materializó en un acuerdo, el Acta de Unión, por el que los islandeses aceptaban al rey de Dinamarca, entonces Cristian X, como jefe de estado, y el ejercicio pactado de algunas competencias por parte del estado danés, particularmente importantes, la de defensa y relaciones exteriores. Se reconocía además que el pacto era revisable en 1940. El nuevo estado recibió el nombre de Reino de Islandia.


Precisamente ese mismo años, 1940, la Segunda Guerra Mundial alteró radicalmente el panorama político. El territorio continental de Dinamarca fue invadido por el III Reich en abril de 1940. No sucedió igual con Islandia cuyo Parlamento ratificó infructuosamente su status de neutralidad, roto por la ocupación británica acaecida pocas semanas después de la alemana del territorio continental danés. Estados Unidos pasó a ser la potencia ocupante a partir de julio de 1941, o sea, antes incluso de declarar la guerra al Eje en diciembre del mismo año.  Islandia se convirtió en una plataforma aliada de primer orden en las operaciones de ataque al Eje en el flanco noroccidental de Europa. En junio de 1944, ocupada todavía Dinamarca por los nazis y con los norteamericanos disponiendo casi de modo libre del territorio para sus operaciones bélicas, el Parlamento de Islandia (Alþingi) formuló una declaración plena de independencia, rompió todo vínculo político con Dinamarca y se instituyó como república. Semanas antes, los islandeses habían aprobado en referéndum su independencia  A fecha actual, ese sigue siendo su status. Además, en la posguerra mundial se erigió como firme aliado de EE.UU. en la Guerra Fría y es miembro fundador de la OTAN (1949).