jueves, 6 de septiembre de 2012

Vísteme despacio que tengo prisa: historias automovilísticas; los Agnelli y FIAT



El jueves próximo, día 13, empiezan las clases en nuestro instituto con el acto de presentación de los estudiantes de 1º y 2º de bachillerato. Allí estaremos y, de hecho, a partir de ese día las vacaciones de HISTORIA_a_por_TODAS concluyen. Apuramos los últimos post previos a ese día y mantenemos la atención en el mundo del volante, o de las cuatro ruedas: historias automovilísticas, hoy de la familia Agnelli, los fundadores y magnates de uno de los gigantescos imperios mundiales de la industria del automóvil, la italiana FIAT.

 

Giovanni Agnelli es el iniciador de esta saga de grandes empresarios de Piamonte. En 1899 funda FIAT (Fabbrica Italiana Automobili Torino). El grupo empresarial FIAT hoy no solamente fabrica coches sino han diversificado sus actividades a los sectores petroquímico, enérgético, ferroviario y aeroespacial. Pese a su enorme capital, FIAT se ha mantenido durante más de un siglo bajo el control de la propia familia. Aunque hoy el presidente del gupo es el joven John Alkann Agnelli, de 37 años de edad y tataranieto del fundador Giovanni Agnelli senior, el accionista de referencia, es el grupo Chrysler Group LLC. Durante su historia, FIAT ha producido coches en Europa, América y Asia. Pocos saben que fue socia fundadora de SEAT, aportando su tecnología punta en los años cincuenta y sesenta para la producción de coches en España, en la fábrica de Martorell de Barcelona. Por ejemplo, el popular SEAT 600 es construido como derivación del FIAT 600 bajo licencia del grupo italiano. No fue la única incursión empresarial de FIAT en España. En los años treinta había adquirido la empresa Hispano-Suiza dedicada a la fabricación de vehículos de lujo. Más sorprendente incluso fue su aventura empresarial en la URSS, durante la Guerra Fría, para la producción en los años sesenta y setenta del modelo FIAT 124 en la fábrica soviética del grupo VAZ.

 

La historia de FIAT no solamente es la historia de Turín, la industriosa ciudad del Piamonte, cabeza del proceso de unificación de Italia durante el siglo XIX, sino es historia misma de Italia. FIAT ha sido símbolo de la industria italiana durante décadas y décadas, y del poder creativo y exportador del norte del país. Los Agnelli han tenido, además, una discreta pero relevante influencia política en el país durante todo este tiempo. Durante la dictadura de Mussolini, en buena medida, presevaron su independencia sin asumir compromisos muy profundos con el régimen. Apoyaron el restablecimiento de la República en la posguerra y desde su grupo empresarial impulsaron el proceso de espectacular crecimiento económico del país de los cincuenta y sesenta. Turín también ha visto cómo los Agnelli han extendido su poder económico y social en la ciudad. Pocas instituciones como el club de fútbol Juventus sirven para mostrar ese poder. Un Agnelli, Edoardo, fue presidente ente 1923 y 1935, aunque también lo fueron Gianni y Umberto, entre 1947 y 1962. En la actualidad el club es presidido por Andrea Agnelli.