martes, 6 de marzo de 2012

Los hombres de Hitler en "El Hundimiento": Albert Speer


Imagen de El Hundimiento (Hirschbiegel, 2004)

Escena de la película El Hundimiento. Estamos viéndola en clase, como punto de partida para el trabajo colaborativo que afrontamos con la WebQuest La secretaria de Hitler. Vemos a Hitler con Albert Speer, pocos días antes final del III Reich. Los delirios de grandeza de Hitler fueron hábilmente alimentados por los proyectos del arquitecto Speer, autor de Campo Zeppelin, en Nuremberg, además del megalómano proyecto de una nueva capital de Alemania en el mismo Berlín, fundamentada en los cánones artísticos clásicos:  Welthauptstadt Germania


Speer fue ministro de armamento alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Su competencia política se orientó claramente a apoyar el esfuerzo de guerra de la Alemania nazi en un puesto clave, la organización del trabajo en las fábricas de armamento en las que en muchos casos se recurrió a mano de obra forzada (trabajadores de países ocupados y prisioneros, incluidos recluidos en campos de concentración). Pocas dudas hubo siempre sobre su condición de uno de los más estrechos colaboradores de Hitler y la admiración que profesaba el führer hacia él. Como otros dirigentesn nazis capturados vivos por los aliados al final de la guerra, Speer fue enjuiciado en Nuremberg. El documental Los Nazis a juicio: Albert Speer (BBC) nos muestra bien la habilidad que desplegó a la hora de defenderse de las gravísimas acusaciones que cayeron sobre él. Pese a la existencia de algunas pruebas bastante sólidas que rebatían su argumento de desconocimiento de la existencia de los campos de exterminio nazi, Speer solamente fue condenado a 20 años de prisión, pena privativa de libertad que cumplió en la cárcel aliada de Spandau (Berlín), prisión que compartió con otros dirigentes nazis condenados, por ejemplo, Rudolf Hess. Speer pasó sus últimos años de vida en Gran Bretaña, donde murió a principios de los años ochenta.