lunes, 8 de noviembre de 2010

La Guerra de Cuba y de los "Héroes del 98".


Nos hemos adentrado ya en uno de los capítulos más tristes de la Historia de España contemporánea: la Guerra de Cuba. Algunas ideas son recurrentes y las hemos trabajado bien en clase: decadencia colonial española frente al expansionismo ultramarino de otras potencias europeas (Gran Bretaña, Francia, incluso Alemania...), un gobierno español prisionero de los intereses de la oligarquía colonial peninsular en Cuba, la arrogancia de EE.UU. que antes de entrar en guerra había planteado la compra de la isla, los soldados de reemplazo que no podían pagar la redención del servicio militar obligatorio.

El resultado es bien conocido: iniciada la Guerra en 1895, en 1898 se incorpora EE.UU., y con ellos, el conflicto se resuelve de forma rápida y contundente contra España. Por medio del Tratado de París, básicamente, España reconoce su derrota: se acepta la independencia de Cuba y se cede Puerto Rico, Guam y Filipinas, a EE.UU.

Ya sabemos que normalmente en la memoria colectiva de los pueblos y las naciones suele haber poco espacio para el recuerdo de las derrotas. La batalla naval de Santiago de Cuba y el heroico comportamiento del almirante Cervera y sus marineros no es una excepción. Informe Semanal, programa de TVE, hace unos años dedicó un reportaje interesantísimo, "Los héroes olvidados del 98", al estudio de la batalla y dar cuenta de la misión oficial española que quiere recuperar los restos y la memoria de los marineros españoles que murieron. Imprescindible.