jueves, 4 de noviembre de 2010

España hoy: ¿estado aconfesional?, ¿estado laico? Debate



El Papa visita España este fin de semana nos ayuda a retomar la polémica sobre la influencia social y política de la Iglesia Católica en el país y su relación con el Estado. No se trata, ni mucho menos, de un debate novedoso. En el siglo XIX el debate fue básicamente sobre si el Estado español reconocía o no la libertad religiosa, o al menos aceptaba una posición de tolerancia ante las confesiones religiosas no católicas de españoles y extranjeros residentes. La Constitución de la Restauración, de 1876, reconocía la confesionalidad del estado, o sea, la existencia de una religión oficial. La Segunda República y su constitución, en cambio, negaba que el Estado tuviese religión oficial y fijaba un rígido sistema de separación Iglesia-Estado sin cooperación. La Constitución actual, en cambio, aceptando la aconfesionalidad del Estado, reconoce una relación de cooperación entre éste y las confesiones religiosas, con una particular mención a la Iglesia Católica por su arraigo social dominante.


Hoy, ¿cómo se manifiesta esa cooperación con la Iglesia Católica? Valor civil del matrimonio católico, contribución a la financiación de la Iglesia a través del IRPF, enseñanza religiosa en centros públicos... Vamos a debatir en clase sobre estos temas que son de relevancia social, con la corrección que nos caracteriza y que, en un tema de estas características, que aborda las creencias (o no creencias) religiosas de todos, hemos de extremar.