domingo, 22 de marzo de 2009

"El diario de Anne Frank" y "El niño con el pijama de rayas"; y seguimos aportando al diario y al álbum de Hitler


Hace apenas dos años se conocía la existencia de unas cartas de Otto Frank, el padre de Anne Frank, en las que éste pedía a sus familiares de Norteamérica ayuda para poder salir de la Holanda ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Al final fue éste el único superviviente del Holocausto en la familia. Anne Frank corrió la misma suerte de cientos de miles de niños y niñas judías: la muerte en los campos de concentración y exterminio nazi, en su caso, en el de Bergen Belsen.


Anne Frank es mundialmente conocida por ser la autora de un diario, El Diario de Ana Frank, en el que relata su experiencia, junto a su familia, recluida en la buhardilla de un almacén de Amsterdam para evitar la deportación. Cuando los Frank abandonan el escondite, Miep Gies, una vecina que les ayudó a permanecer ocultos durante meses, guardó el diario que, al acabar la guerra, fue ya conocido y publicado. El Diario de Ana Frank es uno de los libros más vendidos y leídos del siglo XX. La historia de Anne y su familia ha sido recogida en varias películas de cine y documentales. Destacamos las películas El diario de Ana Frank (George Stevens, 1959) –vídeo superior de este post-, película de cine que mereció tres premios Oscar de Hollywood, y La historia de Ana Frank (Robert Dornhelm, 2001). También en 1995 el director John Blair dirigió el documental Anne Frank recordada.


Otro relato literario, en este caso novela de ficción y más reciente, nos ha recuperado la memoria del enorme sufrimiento de los niños perseguidos durante la dominación nazi en Europa: El niño con el pijama de rayas (The Boy in the Striped Pyjamas, 2006), de John Boyne. Esta novela pronto adquirió gran notoriedad, tanta que ha sido ya llevada al cine: El niño con el pijama de rayas (Mark Hermann, 2008). En este caso el relato se sitúa en un figurado campo de concentración, Ausviz, que por proximidad fonética nos sitúa en Auschwitz. Allí dos niños de ocho años, Bruno -hijo de un oficial de la SS que dirige el campo de exterminio- y Shmuel, judío, se hacen amigos con una alambrada por medio.


Animamos a todos y a todas a no sólo a ver las películas, muy interesantes, sino también a leer las dos obras literarias en las que se basan. Nosotros también, figuradamente, redactamos un diario, en este caso no de víctimas, sino de verdugos, del principal de los verdugos: el mismísimo Adolf Hitler. En los blogs personales ya se publican ya las tareas finales de la Webquest La secretaria de Hitler y las fotos de su álbum, para incorporar al Fotolog del Fuhrer. En próximos días, tras la corrección de los trabajos y el cuestionario individual, y revisar la publicación en los blogs, confiamos en publicar ya las calificaciones.

Inia - Roberto - Adi - Santi - Cristo - Reme

1 comentario:

Jose Domingo dijo...

No estoy de acuerdo con quienes sostienen la calidad de la novela y la película "El niño con el pijama de rayas". Es muy sensiblera, especialmente la película, predecible... A mí me parece que se abusa mucho del Holocausto en la literatura y el cine. Después de la Lista de Shchindler prácticamente está todo dicho.