viernes, 2 de enero de 2009

Misterios de la Historia del siglo XX: La Guerra de las Malvinas y bombas atómicas de Argentina y Gran Bretaña


La Guerra de las Malvinas fue un conflicto bélico muy peculiar que se desarrolló en 1982. Peculiar porque se trató de una guerra colonial que, al final de la Guerra Fría, enfrentó a dos estados occidentales por la posesión de un territorio insular en el Atlántico Sur, casi deshabitado, y reclamado por Argentina desde principios del siglo XIX, poco después de lograr su independencia de España. Como otros muchos conflictos bélicos del siglo XX ha recibido la atención del cine. En este sentido destacamos la película Iluminados por el fuego (Tristan Bauer, 2006).


Aquí lo que vamos a abordar es el uso de bombas atómicas en este conflicto regional. Desde el bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, no se han utilizado bombas atómicas en los campos de batalla. Primero EE.UU. y después la URSS, encabezan la corta lista de estados del mundo que poseen estas armas tan destructivas. A través del Tratado de no Proliferación Nuclear se ha pretendido por parte de las potencias nucleares -ironía- evitar que otros estados la posean. Hoy ese tratado ha sido firmado por casi la totalidad de estados. Éstos reconocen no tener ni estar dispuestos a fabricar armamento atómico.

Argentina, sometida a una dictadura militar desde 1976, tuvo planes de desarrollar armamento nuclear. El general Leopoldo Galtieri, durante unos meses, Presidente de Argentina, fue un impulsor decidido del plan. Así se reveló por parte del diario bonaerense Clarín en 2006. El plan, no obstante, se abandonó poco antes del inicio de la Guerra de las Malvinas, aún no se había llegado al desarrollo final del arma. Tampoco parecía apropiado que el país emplease este tipo de arma pues Gran Bretaña, potencia militar nuclear, podría responder con extremada dureza al uso de armas nucleares contra sus tropas en el Atlántico sur lanzando bombas atómicas sobre el territorio continental de Argentina.


Gran Bretaña, con independencia de estos planes, también barajó la posibilidad de usar armas nucleares en el conflicto. Así lo ha revelado Ali Magoudi. psicoanalista del Presidente francés François Miterrand, y publicado el diario británico The Sunday Times. Ha relatado esta fuente que Margaret Thatcher, Primera Ministra de Gran Bretaña, amenazó a Miterrand con lanzar un Polaris (misil balístico nuclear) sobre la ciudad argentina de Córdoba desde un submarino si éste no revelaba el código de los misiles Exocet de fabricación francesa que, comprados por la Fuerza Aérea argentina, eran una amenaza gravísima para la flota británica destacada para la reconquista de las Islas Malvinas (Falkland). De hecho, un misil Exocet hundió la fragata británica Sheffield. Según el relato, Mitterrand accedió a entregar los códigos pues consideró que la determinación extrema de la dirigente británica le podía llevar a tomar una decisión tan grave. Diputados laboristas británicos pidieron años después que se revelasen los posibles planes nucleares de aquel momento, planes que el Almirantazgo desmintió aunque sí se reconoció la presencia de armamento nuclear en la zona de operaciones, incluida la base de isla Ascensión, en el Atlántico Sur. De otra parte, algunos historiadores y analistas políticos, sin negar que se hubiese barajado la opción del ataque nuclear sobre Córdoba, consideran que era una opción poco probable pues se corría el riesgo de que EE.UU. no respaldase a su aliada pues el apoyo discreto que le prestó se basó siempre en la condición de que las operaciones militares nunca afectasen al territorio continental. De todos modos, como en casi todos estos casos, habrá que esperar el paso del tiempo, normalmente varias décadas, los que se exige para levantar los secretos de estado en los archivos oficiales.


Otros secretos de la Guerra de las Malvinas por desvelarse definitivamente son el hundimiento del General Belgrano -polémica incluso en Gran Bretaña por considerarse por algunos una operación bélica desproporcionada-, o la Operación Algeciras, llevada al cine -Operación Algeciras (Jesús Mora, 2003)-, donde con la colaboración de España y Francia se desbarata un plan argentino de sabotaje de la flota británica en Gibraltar.

3 comentarios:

Edgar dijo...

Esta muy interesante y me gusta el tratamiento de la informción del blog. Sobre Malvinas ver http://video.google.com/videoplay?docid=8895278418249015923

Anónimo dijo...

PUedo aclarar Unas cuantas cosas por vivir en la Argentina
Una de las cosas que hacia pensar al gobierno Argentino que las cosas no llegarian a mayores
fue que Estados unidos habia Firmado con todo America el TIAR ( tratado de asistencia reciproca de la Americas)
de alli que surge que EEUU no apoyaba a gran bretaña en una accion sobre el continente. Pero Eeuu apoyo a inglaterra y lo demuestra claramente el hecho que los britanicos poseian misiles norteamericanos. pero no al principio de la guerra , sino despues ( eso se puede ver en los comentarios de ls pilotos argentinos
A este tema le faltan muchos datos que son importantes para entender el todo del por que de la causa MAlvinas
saludos y gracias

Luis Miguel Acosta Barros dijo...

Interesante aporte.
No es pretensión de este blog, dirigido a estudiantes de Bachillerato (16-18 años), hacer un análisis exhaustivo de los hechos históricos reseñados... Más bien lo que se pretende es suscitar el interés sobre los temas abordados. En ese sentido son siempre muy bien agradecidos los aportes que se hagan por distintas fuentes, como el anterior de Edgar, o este de "Anónimo".