jueves, 6 de diciembre de 2007

Día de la Constitución


Hoy se cumplen 29 años de la aprobación, en referéndum popular, de la Constitución Española de 1978, actualmente vigente. Su aprobación supuso el reconocimiento del pueblo español como titular de la soberanía nacional tras el largo periodo de dictadura del General Franco. A lo largo del curso, especialmente a partir de marzo de 2008, la estudiaremos en profundidad, pero sí es importante recordar que, a diferencia de otras constituciones españolas anteriores, que hemos estudiado todas, desde la constitución de Cádiz de 1808 hasta la de la Segunda República, de 1931, la actual la podemos denominar como un marco de convivencia satisfactorio para las visiones conservadoras y progresistas del país. Pese a algunas críticas, supo reconocer el carácter singular dentro de España de lo que se denominó entonces "regiones y nacionalidades", otorgándoles el derecho a ejercer su autogobierno dentro de la unidad del Estado.


En un día como hoy, profesor y alumnos de este curso, que por cuestiones de edad hemos vivido siempre desde que tenemos conciencia en democracia, hemos de tener un recuerdo y un reconocimiento a todos aquellos que en su momento lucharon porque esto fuese posible, incluso por aquellos que sin tener convicción concreta de lo que querían, con sus comportamientos abiertos, flexibles y generosos, ayudaron a ello. Los españoles de hace una treintena de años fueron capaces de superar un pasado de diferencias y exclusiones, llegaron a la convicción de que era mejor todos juntos, cediendo algo, que separados, divididos e imponiendo.

Hoy, en muchos lugares del mundo, personas como nosotros, profesores y estudiantes, sufren persecución por intentar ejercer libertades y derechos fundamentales que, reconocidos y garantizados en España gracias a la Constitucion, nos resultan naturales cuando realmente son fruto de lucha y conquista histórica. También es un día en el que nos podemos unir a ellos e interesarnos especialmente por aquellas organizaciones que, como Amnistía Internacional, luchan discreta pero con firmeza contra los poderes gubernametales opresores, tan diversos y plurales en sus denominaciones y orientaciones ideológicas, pero unidos siempre en la voluntad de someter, por la fuerza, al silencio y a la marginación, a todos aquellos de quienes disienten.

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

¡Viva Don Juan Carlos!