sábado, 20 de julio de 2013

Nuevos estados europeos de siglo XX: de la República Democrática de Bielorrusia, la Rada y el exilio bielorruso


Mapa de la República Democrática de Bielorrusia (1918-1919). Fuente: Wikipedia

Tercer capítulo de nuestra serie “Nuevos estados europeos del siglo XX”. Empezamos con dos estados filonazis de la Segunda Guerra Mundial, la República “independiente”de Eslovaquia de monseñor Tiso y el Estado “independiente” de Croacia de AntePavelic. En esta ocasión vamos más al este y nos retrotraemos a la Primera Guerra Mundial: la creación de la República Nacional de Bielorrusia (Belorusian National Republic, BNR). 

Los bielorrusos nunca habían contado con un estado nacional. Durante siglos habían formado parte de estados con base étnica dominante ajena, casos por ejemplo del Principado de Polatsk y el Gran Ducado de Lituania durante la Edad Media y de la República o la Mancomunidad de las Dos Naciones (Polonia y Lituania) durante la Edad Moderna. Desde el siglo XVIII la práctica totalidad de losterritorios de lo que hoy conocemos como Bielorrusia pasaron a formar parte delImperio zarista. Rusia procedió a una intensa rusificación del territorio y su población, situación que se mantuvo hasta la Primera Guerra Mundial cuando fue campo de batalla (frente oriental) del enfrentamiento entre rusos, de una parte, y alemanes y austro-húngaros de otra. De hecho los alemanes llegaron a controlar buena parte Bielorrusia occidental. Tras la revolución de octubre de 1917, que inicialmente triunfó en Minsk y otras ciudades bielorrusas, los alemanes recuperaron la iniciativa y los soviéticos perdieron el control de casi todo el territorio.


Pahonia, emblema oficial de la República Democrática de Bielorrusia (1918-1919). 
Fuente Wikipedia.

El nacionalismo de los rusos blancos o bielorrusos se manifestó de forma muy marcada durante estos años. De hecho, fue durante la negociación del Tratado de Brest-Litovsk entre la Rusia bolchevique –que quería una rápida salida de la guerra mundial traicionando los acuerdos firmados por Nicolas II con la Entente– y el Imperio Alemán (II Reich) cuando la Rada (asamblea) proclamó la independencia de Bielorrusia aprovechando el vacío de poder debajo por la retirada soviética. Surgió así el estado que es objeto de estudio en esta entrada: la República Nacional (también denominada Popular) Bielorrusa.


Primer gobierno de la República Democrática Bielorrusa (1918). Fuente: Wikipedia


Por interés estratégico, de disponer de un estado tapón frente a la siempre temible Rusia (ahora soviética), la Alemania de Guillermo II dio cierto apoyó a este nuevo estado aunque a efectos prácticos los bielorrusos acusaron reiteradamente a los alemanes de obstaculizar el fortalecimiento de sus instituciones estatales aún embrionarias. La aventura duró poco menos de un año pues el nuevo estado careció de elementos básicos para mantener una vida independiente en la comunidad internacional (límites estatales reconocidos, fuerzas armadas propias, sistema financiero…). La derrota definitiva de Alemania y los Imperios Centrales en la Primera Guerra Mundial implicó la pérdida del decisivo apoyo exterior y la consiguiente ocupación por parte de los soviéticos y su Ejército Rojo en enero de 1919, todo esto en el contexto de la recién iniciada Guerra Civil Rusa. De hecho los soviéticos instituyeron un nuevo estado comunista: la República Socialista Soviética Bielorrusa. La guerra ruso-polaca, pocos meses después, provocó una nueva redistribución territorial yla pérdida real de cualquier posibilidad de reconstituir un estado libre ydemocrático en Bielorrusia. De hecho, en 1922 la república socialista soviética de Bielorrusia pierde su “independencia formal” para pasar a ser uno de los estados fundadores de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).


Celebración del aniversario de la fundación de la República Democrática de Bielorrusia. Vilna, 1935.
Fuente: Wikimedia 

Ahora bien, ¿desapareció el estado nacional bielorruso surgido en 1918? Perdió el requisito, indispensable para el reconocimiento internacional de cualquier estado independiente, de contar con territorio propio, pero algunas de sus instituciones políticas subsistieron en el exilio y se presentaron internacionalmente como legítimas representantes del pueblo bielorruso. Así la Rada su asamblea representativa, se trasladó a Vilna en 1919 para posteriormente hacerlo a Grodno y a Kaunas, donde estableció una relación de coordinación y apoyo mutuo estable con la República de Lituania. Lituanos y bielorrusos intentaron así contener el expansionismo de sus poderosos vecinos, tanto el de los rusos soviéticos como el de los polacos, con éxito muy limitado. Mientras Lituania, pese a algunas importantes pérdidas territoriales, incluida la capital, Vilna, mantuvo su independencia política, Bielorrusia ya no la recuperó. De hecho durante los años veinte y treinta la Rada se mantuvo en el exilio y no colaboró, ni con los soviéticos ni, tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial, con los alemanes que invadieron y devastaron Bielorrusia. En la Bielorrusia ocupada por los nazis sí se constituyó un estado títere, Rada Central Bielorrusa, pero este no mantuvo relación alguna con las autoridades democráticas de la Rada exiliadas en occidente. 

Al concluir la Segunda Guerra Mundial la Rada de la República Democrática Bielorrusa recuperó su actividad desde Alemania occidental. Así lo hizo público en 1948, en una conferencia política celebrada en Osterhofen (Baviera). El exilio bielorruso, junto a los de otras nacionalidades sometidas a la URSS como las de las antiguas repúblicas bálticas, Ucrania…, denunció la ocupación soviética del país y la violación de los derechos humanos que sufría su población. El interés estratégico occidental durante la Guerra Fría llevó a EE.UU. y sus aliados a apoyar algunas de sus actividades. Radio Europa Libre emitió durante muchos años programas de radio para la población de Bielorrusia tanto en ruso como en bielorruso.


Bandera e himno oficial de la República de Bielorrusia que recupera los símbolos de
 la República Democrática de Bielorrusia, 1918-1919)



Crónica de Euronews sobre situación política de Bielorrusia: represión de la oposición democrática

En 1991, en pleno proceso de descomposición de la URSS, se proclama en Minsk la independencia de la República de Bielorrusia. El nuevo parlamento de Bielorrusia adoptó los símbolos estatales de la República Democrática d Bielorrusia, incluida la bandera blanca, roja y blanca. No obstante, había un problema de legitimidad institucional que impidió, a diferencia de lo que sucedió en otras repúblicas exsoviéticas como las bálticas, la disolución de las instituciones políticas representativas del exilio. El lento proceso de democratización del país se cortó en 1994 cuando se produjo la elección como presidente de Alexander Lukashenko. Este rechazó cualquier tipo de relación con el exilio político bielorruso y estableció un régimen dictatorial que, a fecha actual, sigue siendo prácticamente el único estado europeo que no es miembro del Consejo de Europa

La Rada mantiene sus actividades políticas principalmente entre la población bielorrusa de Europa y Norteamérica. Su actual presidenta es Ivonka Survilla, la séptima en los casi ya 100 años de vida de la institución.