martes, 24 de enero de 2012

Más sobre la "Gran Guerra"; y especialmente del empleo de gases venenosos (gas mostaza)


Hoy en clase hemos compartido un vídeo producido por un estudiante de historia de secundaria perteneciente a otro instituto, Luis Miguel Anguita de Oria. Ha tenido a bien publicarlo en youtube y eso nos ha permitido aprovechar su aporte, de bastante calidad conceptual. Enhorabuena. Sobre él, entre todos, hemos compartido nuestros conocimientos adquiridos al trabajar en grupos las preguntas sobre la Primera Guerra Mundial correspondientes a nuestro próximo examen.


Uno de los aspectos sobre los que apenas habíamos reparado y sobre el que hoy hemos puesto nuestra atención es el de las nuevas armas en la Primera Guerra Mundial. Cierto que hemos hablado, y no poco, de la guerra submarina, incluso nos hemos referido a cómo la caballería tuvo aún en la Gran Guerra un protagonismo significativo, justo cuando la mecanización de la guerra contemporánea, fruto de los adelantos de la segunda revolución industrial, avanza de modo espectacular. Hoy nos hemos acercado mínimamente al empleo de los gases venenosos (particularmente el gas mostaza) en la Primera Guerra Mundial, el inicio de una de las más aterradoras dimensiones de la guerra del siglo XX: la guerra química. Apenas minuto y medio de imágenes de los frentes de batalla de la Gran Guerra nos permite conocer las dimensiones aterrodoras del empleo de estos medios en el conflicto.