lunes, 31 de octubre de 2011

Dictadura del proletariado y sociedad comunista; aproximación a través de "Tierra y Libertad" y "Rojos"


Acabamos con Diálogo entre un socialista y un anarquista, y en general, bien. Todos los trabajos entregados, muchos ya publicados por los grupos, y realizando las interpretaciones, todos los días una en clase.

Cuando estudiamos este tema, básicamente las dificultades las tenemos con la obra teórica de Marx y Engels, su interpretación de la historia, materialismo histórico, y especialmente con su diagnóstico de qué ha de hacer el proletariado (trabajadores con conciencia de clase y organizados para luchar contra el capitalismo) en caso de triunfar la revolución obrera. Aquí nos hemos "tropezado" con el concepto de dictadura del proletariado esa situación prevista por Marx según la cual, en caso de triunfo de la revolución obrera, para derrotar definitivamente al capitalismo y el poder de la burguesía, por excelencia clase poseedora del capital, sería necesario que las organizaciones (partidos, sindicatos...) del movimiento obrero ocupasen el propio poder e "impusiesen" un nuevo orden, caracterizado básicamente en lo económico en la propiedad estatal de los medios de producción (tierras, fábricas...). Así lo hemos "simplificado", y además lo hemos contrapuesto con la visión anarquista de "inmediata" supresión del estado como forma de eliminación del capitalismo y el estado burgués nada más triunfar la revolución obrera. De hecho es ésta la diferencia más básica, "radical", entre el socialismo marxista y el anarquismo, tal como lo hemos visto en clase.

Y señalamos "inmediata" supresión del estado -desde el análisis anarquista- porque según Marx, la dictadura del proletariado, la ocupación por parte del estado por las organizaciones obreras, sería una situación "transitoria". Al final se produciría, tras la dictadura del proletariado, el surgimiento de una nueva sociedad profundamente igualitaria, sin dominación de unos sobre otros y, obviamente, sin clases sociales: la sociedad comunista. El estado como forma de organización y dominación de la sociedad también desaparecería... Dicho de un modo simplificado al nivel de exigencia académica en el que nos desenvolvemos, para los socialistas marxistas, la sociedad comunista es la meta final de desarrollo histórico de la dictadura del proletariado, un tipo de sociedad que los anarquistas, extremadamente contrarios a las formas de organización social no basadas en la libre determinación de los individuos, creen conveniente y posible desarrollar nada más acabar con el capitalismo a través de la revolución obrera.


Eso dijeron, de modo muy simplificado, los teóricos del siglo XIX, básicamente Marx y Engels para el socialismo, Bakunin para el anarquismo. Bien, ya surgió la duda en clase -muy lógica- de preguntarnos qué pasó finalmente. ¿Ha habido alguna experiencia de revolución obrera exitosa? Una vez producida ésta, ¿ha habido alguna experiencia de supresión inmediata del estado por parte de los anarquistas?, ¿de dictadura del proletariado conforme a los planteamientos de Marx-Engels? El curso dará para aportar respuestas a estas preguntas, pero ya podemos adelantar algo porque lo sabemos de cursos anteriores y lo hemos trabajado en parte ya en clase. Experiencias de revoluciones obreras que han acabado con una experiencia de organización social conforme a principios anarquistas hay pocas, pero alguna sí ha habido, por ejemplo en la España republicana durante la Guerra Civil. La película Tierra y Libertad (Loach, 1995) aporta un estupendo retrato de cómo en algunos pueblos de Aragón los anarquistas fueron capaces de crear comunidades autogestionarias. Experiencias de implantación de dictadura del proletariado, obviamente, hay muchas más. El mejor ejemplo (paradigma) de ello es la Revolución de Octubre en Rusia (1917), que acaba siendo la base de la toma del poder por parte de los soviets y el establecimiento final de la Unión Soviética bajo el control de los bolcheviques (comunistas, facción del movimiento socialista marxista). La película Rojos (Reds, Beatty, 1981), sobre la que desarrollaremos en próximas semanas un interesantísimo trabajo a través de una Webquest, nos puede ayudar a conocer y vivir muy de cerca las circunstancias de una revolución obrera socialista y la implantación final de una dictadura del proletariado.  Sin duda la URSS fue una experiencia de dictadura del proletariado, modelo que también se desarrolló a lo largo del siglo XX en algunos otros estados, muchas veces bajo la presión o la influencia de la URSS. Pero, contraviniendo el planteamiento originario de Marx, no hay experiencia histórica conocida de tránsito de dictadura del proletariado a sociedad comunista. Más bien, allí donde ha habido una dictadura del proletariado (comunista), la estatalización no ha ido a menos sino a más, y la construcción de una sociedad sin clases sociales, basada en la igualdad, que superase definitivamente el concepto de propiedad y que hiciese innecesario el estado, en la práctica, no se ha dado.

1 comentario:

Eli dijo...

Hola!Soy elizabeth de 1 de bachillerato A