domingo, 19 de junio de 2011

Memoria de la transición: 35 aniversario de la muerte de Fofó y de recuerdos de televisión

ç

Estos días se cumple el 35 aniversario del fallecimiento de Alfonso Aragón, conocido por todos, especialmente por los niños, como Fofó. Junto a sus hermanos Gabriel (Gaby) y Emilio (Miliki) constituyeron probablemente el trío de payasos más popular de España, sin demérito de otros reconocidísimos en España y especialmente en el ámbito internacional como los cántabros hermanos Tonetti o el catalán Charlie Rivel. El payaso Fofó da nombre a  espacios públicos diversos (glorietas, parques y jardines...) de algunas ciudades españolas, entre ellas Madrid, donde tiene calle. Además la ciudad levantó un monumento a su memoria en el Parque de Atracciones de la Casa de Campo.


Monumento a payaso Fofó en Casa de Campo ( Madrid)



Con motivo de la realización del trabajo colaborativo Memoria de la Transición, algunos de los entrevistados compartieron su recuerdo de las tardes de televisión junto a los tres payasos de la tele -posteriormente se incorporaron otros miembros menores de la familia como Milikito y Rody. Su relevancia en España vino principalmente de mano de un programa infantil de la TVE de los años setenta, El Gran Circo de Televisión Española. Actuaciones circenses, una corta interpretación cómica teatral y canciones muy pegadizas fueron los ingredientes de una fórmula de televisión infantil de extraordinario éxito. Alguna letra, como ésta de Los días de la semana, muestra de los valores sociales de una época ya pasada, hoy nos puede sorprender. Entonces no tenía connotación discriminatoria alguna.


Muchos adultos con edades comprendidas entre los cuarenta y cincuenta años, de España pero también de América Latina, donde Gaby, Fofó y Miliki desarrollaron con anterioridad su labor (Cuba, Venezuela, Argentina...), guardan en la memoria el programa, las canciones, recuerdos todos de una televisión entonces única y en blanco y negro. El Gran Circo de Televisión Española fue el sustituto en la programación infantil de otro programa anterior, también de éxito pero no tan recordado y también de producción propia de TVE, Los chiriplitifláuticos

Tras la muerte de Fofó, El gran circo de Televisión Española siguió en programación hasta principios de los ochenta. La muerte de Fofó en junio de 1976 supuso un revés que en parte fue suplido con incorporaciones nuevas y algunas adaptaciones. También las emisiones ya eran en color. Una vez desapareción el programa, las trayectorias artísticas de los distintos miembros de la familia Aragón siguieron derroteros diferentes: cine, producción de televisión, canción, circo...