jueves, 12 de marzo de 2009

Funerales y enterramientos del siglo XX: Hirohito; y más contribuciones al blog colaborativo y al fotolog de Hitler


Ya hemos visto la suerte final que corrieron los líderes políticos de dos de las tres potencias del Eje: Hitler y Mussolini. Sus muertes coincidieron con la caída de los regímenes nazi de Alemania y fascista de Italia respectivamente. ¿Y qué sucedió con Japón? Por extraño que parezca, los norteamericanos no sólo mantuvieron con vida a su líder, el emperador Hirohito, sino que incluso lo apoyaron para que siguiese como Jefe del estado japonés. Hubo condiciones, la más relevante fue la negación pública hecha por el mismo Hirohito sobre su supuesto carácter divino. Hasta entonces los japoneses no podían siquiera escuchar en pública la voz de quien fue hasta entonces había sido su emperador. Aunque hubo quienes reclamaron su procesamiento o al menos su abdicación, el general MacArthur, máximo jefe militar norteamericano en la ocupación del país, se negó rotundamente a ello pues consideraba que, manteniéndolo en el poder, Japón aceptaría mejor su nueva situación y se aseguraría el alineamiento pronorteamericano del país. La Guerra Fría estaba cerca y, desde el punto de vista práctico, desde la perspectiva de Washington, fue una decisión muy acertada. Sí hubo, empero, depuración de los responsables políticos japoneses fuera de la familia imperial. Se fue particularmente severo con el Primer Ministro Tojo, al que se atribuyó la responsabilidad última del ataque a Pearl Harbor. Los dirigentes japoneses acusados de crímenes durante la guerra fueron sometidos al Proceso de Tokio –Tribunal Penal Militar Internacional para el Extremo Oriente, versión oriental del Tribunal de Nuremberg que juzgó en Europa a buena parte de los criminales nazis.


Hirohito reinó durante varias décadas, desde 1926 hasta 1989. En la posguerra presenció desde la Jefatura del Estado la elevación de su país a superpotencia industrial y económica, pero ya no militar. Entre las condiciones impuestas por los aliados a Japón en la posguerra estuvo la reducción drástica de su ejército. Por ejemplo, al igual que Hitler, Hirohito pudo participar en la inauguración de unos juegos olímpicos, en este caso los de Tokio de 1960, tal como vemos en el documental.


Hirohito murió en el 7 de enero de 1989 y su hijo mayor, Akihito, asumió el trono imperial y la Jefatura del estado japonés. Hoy Japón es una monarquía parlamentaria donde el emperador tiene una función de representación del estado y símbolo de la unidad de éste, modelo bastante cercano al de las monarquías parlamentarias de Europa como el Reino Unido, España o Suecia. La muerte de Hirohito, no obstante, volvió a reabrir la discusión sobre su muy polémico papel durante la Segunda Guerra Mundial.


Hirohito, ya lo hemos visto, es uno de los términos ya aclarados colaborativamente en nuestro blog de la Webquest La secretaria de Hitler. Hoy se ha avanzado mucho en clase, con el blog, con el álbum (el Fotolog del Fuhrer). Enhorabuena. La clase de mañana la vamos a dedicar a seguir aclarando los significados de los términos a incluir en la tarea de la Webquest- esa última entrada del supuesto diario de Hitler-, oralmente, y a leer los borradores en clase que, además, ya se van publicando en los blogs. Cuanta más transparencia, mejor. Así, entre todos, podemos seguir avanzando.

Blog colaborativo La secretaria de Hitler - Fotolog del Fuhrer