martes, 18 de diciembre de 2012

Guerra Civil y propaganda: Mateo Santos y la propaganda anarquista; Russell Palmer y "Defensores de la fe" (HE)

Los documentales de propaganda son utilizados en las guerras para cohesionar a los leales y ganar adhesiones. La Guerra Civil española, precisamente por su carácter tan marcadamente ideológico, fue un marco excelente para el desarrollo de este tipo de producciones. Los dos bandos, republicano y nacional o rebelde, destacaron en la producción de documentales de gran calidad.


Aquí, tal como hemos hecho en clase, reparamos en dos excelentes. El primero es anaquista, editado por el servicio de propaganda de CNT-FAI y dirigido por Mateo Santos (1936). Nos presenta la situación que se vivía en Barcelona a las pocas horas del golpe de estado del 18 de julio de 1936, de modo especial cómo los anarquistas pasan a controlar la ciudad y dan inicio a la revolución social. En Barcelona el responsable de la sublevación militar fue Goded, general africanista que se había desplazado desde Palma de Mallorca donde ejercía como Capitán General de Baleares. La acción conjunta de la Guardia de Asalto y parte del Ejército y la Guardia Civil fue determinante para el fracaso del levantamiento. También fue muy relevante la participación de militantes de organizaciones obreras, especialmente de la CNT-FAI.


De orientación radicalmente opuesta es el documental de Russell Palmer, publicista norteamericano, titulado "Defensores de la fe" (Defensors of the faith, 1938). Palmer era un hombre de ideología conservadora y católica, que conocía bien España. Fue un propagandista muy activo en EE.UU. de la causa nacional y el documental, el primero en color sobre acontecimientos bélicos, destaca especialmente por mostrar una visión muy favorable de la retaguardia de la España de Franco. El régimen de Burgos nos es presentado como un régimen conservador que restablece el orden social y político en el país según avanza la guerra frente al desorden de la España republicana. Destaca especialmente por contraponer los valores religiosos de los nacionales al feroz anticlericalismo de la España republicana, básicamente con la intención de atraer las simpatías de los católicos del mundo, particularmente la de los estadounidenses. Hemos visto en clase algunos fragmentos del documental, de modo completo y detenido, los correspondientes a la toma de Castellón por el ejército de Franco y la recepción que los habitantes de la ciudad brindan a las tropas nacionales que la ocupan.