jueves, 20 de octubre de 2011

Seguimos con "Diálogo entre un socialista y un anarquista", y aprendemos con "La Huelga", de Eisenstein


Avanzamos con la redacción del guión de nuestras interpretaciones de Debate entre un socialista y un anarquista, la tarea colaborativa que nos ocupa estos días en clase de Historia del Mundo Contemporáneo. Hemos interpretado ya la introducción de nuestras producciones y, a partir de mañana, una por sesión de clase, cada uno de los ocho grupos irá haciendo la interpretación. Seguiremos mientras tanto en clase profundizando nuestros conocimientos sobre el movimiento obrero, sus corrientes principales (socialismo utópico, socialismo marxista, anarquismo...) y su organización (sindicatos, partidos políticos, Internacionales...).

Entre interpretación e interpretación, exposición y aclaración de contenidos, veremos fragmentos de películas de cine. Y, tras Germinal, volvemos al cine clásico en blanco y negro, a una película de cine mudo La Huelga (1924), del genial director de cine soviético Eisenstein. Veremos más adelante fragmentos de algunas otras de sus películas, particularmente de Acorazado Potemkin (1925) y Octubre (1927), cuando estudiemos la Revolución Rusa, pero ahora nuestra atención se va a centrar en una película, La Huelga, donde se recurre a un lenguaje simbólico de fortísima carga psicológica para promover la conciencia de clase entre los obreros, claro está, desde una perspectiva de análisis marxista. El mensaje inicial de la película, una cita de Lenin, es una invitación muy directa a la organización del proletariado (obreros con conciencia de clase) para luchar contra el orden capitalista y burgués. La huelga es un instrumento y el objetivo inmediato es lograr el triunfo de la revolución obrera. Einsenstein, que trabajó al servicio de la propaganda soviética pero que también conoció el Hollywood de los años 30 del siglo XX, podemos vincularlo, como creador, a la línea más ortodoxa del pensamiento marxista (comunista, leninista...). Todavía no nos hemos adentrado en estas disquisiciones ideológicas, pero aquí ya las apuntamos, como una primera aproximación... Compartimos la producción, sus primeros y últimos minutos, a partir de la publicación libre que de éstos se hace en un canal de youtube.