martes, 14 de junio de 2011

Estrellas en años grises del deporte español: Manolo Santana, tenis; Ángel Nieto, motociclismo


En los últimos años nos hemos habituado a compartir los muchos éxitos de los deportistas españoles. Tal vez el más brillante, por corresponder al deporte de masas más importante del país, ha sido la consecución por la selección española de la Copa del Mundo de Fútbol en el reciente Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Con motivo del trabajo colaborativo Memoria de la Transición Democrática, algunas entrevistas a parientes y conocidos de nuestros estudiantes nos han ayudado a recuperar el recuerdo de algunos de los esporádicos (casi siempre individuales) éxitos deportivos de los años finales del franquismo y de la Transición Democrática. 

Uno de los hitos más relevantes de aquella época fue la obtención del torneo de Wimblendon (1966) por el tenista Manolo Santana. El tenis era entonces -a diferencia de lo que es actualmente- un deporte elitista y muy minoritario en España, donde los éxitos deportivos eran escasísimos. La dictadura, tal como podemos comprobar en el documental de No-Do, supo aprovechar bien el éxito: el propio Franco recibió a Santana en el Palacio del Pardo. El tenista departió con toda la familia, particularmente con los nietos del Generalísimo, y les obsequió con una exhibición en los jardines de la residencia. 


Otro deportista que adquirió gran notoriedad en la España de finales del franquismo fue el motorista Ángel Nieto. Fue tcampeón del mundo de motociclismo en trece ocasiones entre 1969 y 1984. Los triunfos deportivos de Ángel Nieto, que después fueron continuados por otros motoristas -hasta la actualidad-, también fueron la manifestación pública del éxito de una histórica marca española de motocicletas, Derbi -con fábrica en Martorellas (Barcelona)-, y la popularidad de este tipo de vehículo como medio de transporte en la España de los años sesenta y setenta. El siguiente documental de Canal Historia, Historia del motociclismo en España, nos ayuda a reconocer la gran vinculación que había entre la industria de la moto en Cataluña, de enorme pujanza en aquella época, y el motociclismo de competición.