martes, 22 de junio de 2010

Fútbol e Historia: Corea del Norte y el Mundial de Inglaterra 1966

Goleada histórica en el Mundial: Portugal, 7; Corea del Norte, 0. El país asiático, tal vez el más aislado de la Tierra a fecha actual, ha dado una mala imagen en Sudáfrica, pero pocos saben que Corea del Norte está asociada a una de las más sorprendentes historias del fútbol mundial y de utilización política del deporte. Fue en 1966 en el Mundial de Inglaterra donde los futbolistas norcoreanos hicieron historia. Contra todo pronóstico, llegó a los cuartos de final donde, in extremis, fue eliminada por Portugal, no la del actual Ronaldo, sino la de otro mítico jugador de aquella época, Eusebio, mozambiqueño de nacimiento y enrolado en la selección de su entonces metrópoli colonial. Corea del Norte perdieron por 5 a 3, pero los asiáticos fueron capaces de situarse por delante 3 a 0 durante la primera parte. Antes de llegar a esta fase tan avanzada del torneo, Corea del Norte también había sorprendido, especialmente al vencer y eliminar a una potencia futbolística mundial de primer orden, Italia.


Corea del Norte es, desde la Segunda Guerra Mundial, una férrea dictadura comunista estalinista. Historia_a_por_Todas se ha hecho eco en varios posts de las anómalas condiciones de vida y desarrollo humano de uno de los regímenes dictatoriales más atroces, dictadura basada en el culto a la personalidad del máximo dirigente: Kim Il Sung, hasta 1994, y Kim Jong Il, su hijo, hasta la actualidad. La brutalidad del régimen llega al extremo de la liquidación física de los dirigentes cuando se desvían del mandato del tirano o se les inculpa de los desastres de gestión, como ha sucedido hace unos meses con el anterior responsable de la reforma monetaria, condenado a muerte y ejecutado por "errar" en sus planes de política económica. ¿Puede correr suerte similar el portero de Corea que "recibió" los siete goles? ¿Sus restantes compañeros? No sería una novedad una reacción así; así jugadores de Iraq fueron torturados y lesionados por el régimen de Sadam Hussein tras perder varias competiciones internacionales. Confiemos en que nada de esto ocurra, algo que en todo caso difícilmente conoceremos. Lo que sí sabemos es qué suerte siguieron los jugadores norcoreanos, "heroes" del Mundial de 1966. En la actualidad la gran mayoría vive en su país, tan aislados del mundo como sus paisanos, integrados en la estructura de gestión deportiva de Corea del Norte. Una extraordinaria película documental de la BBC The games of Their Lives (2002) ha recuperado con detalle esta sensacional historia y descubierto la vida de estos personajes en su país, casi medio siglo después.