jueves, 2 de abril de 2009

Cianuro, también para Himmler; y las crisis de la Guerra Fría y la Descolonización


Goering se suicidó horas antes de la hora prevista para su ejecución en Nuremberg. Empleó para ello, según se aseguró entonces, una cápsula de cianuro. Alguien se la hizo llegar… Pero Goering no es el único dirigente nazi que murió por suicidio. Ya no hablamos sólo de Hitler y Goebbels, cuyos suicidios ya han sido objeto de detalladísimo estudio en clase y aquí mismo, sino de otro que, aunque conocido, hemos estudiado algo menos: Himmler. Y con cianuro, también.


Himmler fue un distinguido dirigente nazi. Nos referimos ya a él cuando hablamos de su labor como organizador de la SS, también como gran represor de los implicados en Walkiria, el complot urdido para asesinar a Hitler en 1944. Y lo vimos en El Hundimiento, con un papel equívoco que, de hecho, le llevó a buscar un acuerdo con los aliados occidentales en las últimas semanas del Tercer Reich a espaldas de Hitler, traición que fue descubierta y condenada por el mismísimo Fuhrer. Al final, fracasados estos intentos, Himmler intentó huir, pasar inadvertido en medio de los cientos de miles de soldados alemanes que se entregaban a las tropas aliadas y refugiados. Incluso se afeitó su característico bigote. Pero fue identificado y capturado por soldados británicos. Temiéndose lo peor, Himmler optó por el suicidio: ingirió una cápsula de cianuro que le llevó a la muerte. Su imagen, tendido en el suelo, muerto, fue ampliamente difundida como prueba de su final. El anterior documental aliado nos publicita el suicidio junto a otras pruebas que desacreditaban a los dirigentes nazis: obras de arte robadas, suntuosas residencias…



Empieza una época al concluir la Segunda Guerra Mundial: la Guerra Fría. Himmler es un hombre de la época que acaba, no de la nueva. Tampoco es un término obligatorio en la carta de Ryan a su muerte, pero muy bien podría estar presente. Fue un protagonista histórico más de los que resultaron decisivos en el periodo que media desde el desembarco de Normandía, junio de 1944, y el suicidio de Goering, octubre de 1946, periodo en el que se desenvuelve el relato histórico de Ryan en nuestra Webquest Ryan en los Juicios de Nuremberg. Hoy algunos compañeros leyeron algunos borradores de introducción muy buenos. Ahora se trata de ir publicando y avanzar, en estos días de vacaciones, tanto en la aclaración de términos del blog colaborativo, como en la contribución, desde los blogs personales, a la descripción de crisis concretas de la Guerra Fría y la Descolonización: un acontecimiento o crisis, una descripción de éste de aproximadamente 30 líneas, reseña de fuentes empleadas, al menos una fotografía o un vídeo referido a éste, y un estudio de cuál fue la posición ante esa crisis por parte de las dos grandes superpotencias (EE.UU. y la URSS).


Blog colaborativo Ryan en los Juicios de Nuremberg


____________________________________


Fuente documental: ArteHistoria