viernes, 16 de enero de 2009

Funerales y enterramientos del siglo XX: Trostky

Dado que estamos estudiando ahora la Revolución Rusa en clase, nos hemos detenido especialmente en personas vinculadas a ella, como Lenin y el zar Nicolás II. Hoy lo hacemos con uno de los líderes bolcheviques de la Revolución de Octubre: Leon Trostky.

El papel que tuvo este dirigente en los hechos fue decisivo. Cuando se produjo la Revolución de Febrero de 1917, estaba exiliado en EE.UU. Ya en Rusia, su fiel y estrecha colaboración con Lenin serán decisivas para el triunfo de la Revolución de Octubre, en su caso como dirigente del soviet de Petrogrado (San Petersburgo). Fue él quien personalmente negoció con Alemania la Paz de Brest-Litovsk, y cuando se inicia la Guerra Civil rusa, Lenin lo situó al frente del Ejército Rojo, donde destacó por su eficacia, decisiva para la victoria final de los comunistas.


Cuando se produce la muerte de Lenin, en enero de 1924, su estrella política se apagó de forma fulminante, pues perdió la batalla interna por la sucesión como máximo dirigente soviético frente al gris dirigente georgiano, Stalin. Se le deporta a Asia Central y en 1929 se le expulsa de la URSS. Trostky y sus seguidores, trostkistas, fundaron la Cuarta Internacional Obrera frente a la Tercera o Komintern creada por la ortodoxia soviética en 1919.

En los años treinta se refugia en México, donde se le concede la condición de exiliado político. En 1940 es asesinado por un agente soviético (bajo el mando directo de Stalin), el comunista español Ramón Mercador, clavándole un piolet en la cabeza. Sus exequias, multitudinarias, se celebraron en Ciudad de México, donde también se le enterró y aún sigue allí su cuerpo. Varias películas han tratado aspectos diversos de la vida de Trostky, y su muerte, como El asesinato de Trotsky (Losey, 1972).