martes, 13 de enero de 2009

Funerales y enterramientos del siglo XX: Churchill

Nuestra serie de funerales y enterramientos del siglo pasado tiene hoy su segundo capítulo con la figura de Winston Churchill, una figura histórica indefectiblemente asociada a la resistencia de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. Su determinación como Primer Ministro británico a partir de 1940 fue decisiva para la derrota de los nazis, tal que de hecho pasa a la Historia como uno de los estadistas del siglo XX con mayor visión política. Pero Churchill no sólo acumuló éxitos, sino también fracasos. Ocupó el puesto de Primer Lord del Almirantazgo, la máxima responsabilidad de dirección de la Marina de guerra británica durante la Primera Guerra Mundial. Su gestión, principalmente el apoyo que prestó al desembarco aliado fallido en Gallipoli, una de las batallas más famosas de la Primera Guerra Mundial -objeto de una interesante película del mismo título (Gallipoli, Peter Weir, 1981)- le valió un fuerte desprestigio que le forzó a la dimisión. Otro fracaso político, también espectacular, se produjo con motivo de la derrota de su partido, el conservador, en las elecciones de 1945 cuando, contra todo pronóstico fue enviado directamente a la oposición por sus ciudadanos tras la victoria aliada de la Segunda Guerra Mundial.

Pero si las sombras de Churchill existieron, los éxitos fueron dominantes en una personalidad política arrolladora del siglo XX: no sólo líder aliado en la Segunda Guerra Mundial, sino además, de nuevo Primer Ministro en la Guerra Fría, Premio Nobel de Literatura… Una vida de película que arrancó con una infancia y juventud dominadas por la rebeldía. Su muerte también fue un poco peculiar, en 1965, a la avanzada edad de 90 años. En esta serie de funerales y entierros, Churchill tiene un merecido lugar, éste bajo tierra, a diferencia de Lenin, aún expuesto. El funeral de estado de Churchill fue especialmente distinguido. Su cuerpo de Churchill fue velado en la Abadía de Westminster, de Londres. El funeral oficial, el más concurrido en la Historia por jefes de estado y gobierno hasta el funeral del Papa Juan Pablo II, se ofició en la catedral de San Pablo de Londres. En cambio, su enterramiento fue más discreto, circunscrito al ámbito familiar más íntimo, en la localidad inglesa de Woodstock.

_______________________

Otras fuentes consultadas, reproducidas…: Personajes del siglo XX: Winston Churchill (Canal Historia, documental)