miércoles, 1 de agosto de 2012

Verano de historias olímpicas: mujeres atletas en París (1900) y Londres (2012); el caso de la judoca saudí Wodjan Shaherkani


Buenas noticias desde Londres 2012: a falta de medallas, por el momento, para el equipo olímpico español, la alegría nos la depara saber que finalmente Wodjan Shaherkani, judoca de Arabia Saudi, podrá competir. El problema que generaba el uso de hyjab ha sido finalmente resuelto. Probablemente la solución no sea la mejor de las posibles, pero no deja de ser un hito, un paso más adelante, en el camino por la igualdad de derechos, también en el deporte, de millones de mujeres de países en donde actualmente se les sigue discriminando.


Nos puede extrañar la situación planteada con esta atleta pero hemos de recordar, desde la perspectiva histórica, que la mujer no ha tenido una participación paritaria o igualitaria con el hombre en el deporte, hasta época muy reciente y, si forzamos la interpretación, solamente en una parte del mundo. Así, en la primera edición de los JJ.OO. de la era moderna, en Atenas (1896), no hubo participación femenina alguna. Hubo que esperar a París (1900) para ver a las 19 primeras mujeres atletas junto a algo más de 1200 atletas masculinos. Las mujeres participaron en tenis, golf y croquet (no confundir con criquet). El porcentaje de participación femenino ha ido en aumento desde entonces. En los que actualmente se celebran en Londres (2012), la participación femenina alcanza el 46 % del total de atletas. Los 204 países participantes tienen, al menos, una mujer entre sus deportistas olímpicos. Los tres únicos estados que no habían enviado representación femenina en Pekín 2008 (Catar, Brunei y Arabia Saudí) lo han hecho ahora.