martes, 10 de abril de 2012

¿Hitler en París? Francia tras el armisticio de 1940; y de cómo nos iniciamos en el comentario de texto


Imágenes en color de la primera visita de Hitler a París tras el armisticio de Francia. Hoy en clase, al plantear a grandes rasgos el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, nos hemos referido a la compleja participación de Francia en el conflicto. En septiembre de 1939, junto a Reino Unido, planta cara a la Alemania nazi tras la invasión de Polonia, y le declara la guerra. Francia interpreta el papel de potencia europea. Pero en la primavera de 1940 la suerte de Francia cambió dramáticamente. Hitler invade Bélgica, Holanda y Luxemburgo, en una operación sorpresa, y ataca directamente el territorio de Francia. En apenas un mes, derrota a Francia. La ayuda británica se demuestra insuficiente y Alemania consigue que el gobierno francés acepte un armisticio el 22 de junio. El Jefe de Gobierno, el general Petain, héroe de la Primera Guerra Mundial, es el rostro de la rendición francesa. Las condiciones que aceptan son particularmente humillantes para el país: una parte del territorio pasa a ser ocupado directamente por el III Reich, quien tiene la responsabilidad directa de la administración y gobierno; otra parte (cuadrante sureste) mantiene la independencia bajo la autoridad de un nuevo régimen de orientación conservadora y crecientemente fascista (la Francia de Vichy), bajo la jefatura del propio Petain. Este régimen, de hecho, podemos considerarlo como colaboracionista con el Eje, aunque formalmente no fue parte de la Segunda Guerra Mundial. Finalmente Alsacia y Lorena pasaron a formar parte del territorio del Estado alemán, como estuvo durante el periodo 1871-1918. Pero además hay una Francia más, la Francia Libre, el grupo numeroso de franceses, en el exilio -y con apoyos en el interior (resistencia) y algunas colonias de ultramar-, liderados por De Gaulle, con base en Londres y que prosiguió su lucha contra el III Reich. Esta continuidad en la guerra de esta Francia justificó que, finalmente, se le otorgase al país al final, tras la victoria aliada, la condición de potencia ganadora de la Segunda Guerra Mundial.


Seguimos con la Segunda Guerra Mundial y con nuestra tarea de la Webquest La secretaria de Hitler. Pero, además, nos introcimos ya en el comentario de texto libre. Compartimos aquí una pequeña colaboración, un blog que nos va a guiar en esta tarea en los próximos días.